Mes: junio 2013

Contra la dictadura de Swiss Manager y Chess-Results

Soy usuario de Swiss Manager. Creo que Javier Pérez Llera me pasó una licencia para que evaluara el programa y mirar qué opciones tenía. Eso fue allá por 2003 o así.

Luego tuve mi propia licencia de Swiss Manager gracias a la FEDA, que hizo unas gestiones con el programador de Swiss Manager, Heinz Herzog, tras el Seminario de Árbitros que se celebró Gijón (el de los caballos esféricos).

He glosado al programa aquí y allí tanto por las miles de opciones que tiene como por la disponibilidad del programador a hacer cambios, adaptar el programa a nuevas situaciones o corregir bugs.

Sin embargo tras los cambios del Reglamento del Sistema Suizo, Swiss Manager ha dejado de emparejar de acuerdo al Reglamento, y eso es un gran handicap. Lo curioso es que la FIDE no le ha retirado la homologación, por lo que es un programa homologado pero que empareja mal. ¿Qué sentido tiene? Ninguno, pero con la FIDE todo es posible.

Lo que pasa es que en España Swiss Manager se ha institucionalizado como el programa estándar de-facto para utilizar en torneos. Nos da igual cómo empareje o deje de hacerlo.

Para ejemplo, la pregunta que se hizo en el último examen de Árbitro Nacional: “al emparejar la última ronda de un torneo el árbitro se da cuenta de que el programa indicando en las bases del torneo empareja mal y que el emparejamiento reglamentario es el hecho a mano. ¿Qué harías?”. Las respuestas en más de un 80% de los casos eran “dejar el del programa porque es el que dicen las Bases que se va a utilizar”. Ya claro, las bases también dicen que el torneo se jugará “por sistema suizo” y no se están jugando por “sistema suizo” sino por “sistema Swiss Manager” que no es lo mismo.

Es cómodo, en un click se integra con Chess-Results e incluso crea el archivo de evaluación para el elo FEDA. Archivo por cierto, que la propia FEDA no sabe cómo se genera pero “es imprescindible para la elaboración del elo FEDA”. Además, al intentar descubrir cómo se elabora, hemos detectado que el autor de Swiss Manager ha modificado el procedimiento de elaboración del mismo y nadie se ha dado cuenta de ello hasta ahora: básicamente, hasta ahora la media de elo de los rivales se calculaba teniendo en cuenta diferencias de 350 puntos, cosa que ahora se hace con diferencias de 400 puntos.

En el último torneo que he arbitrado, el IX Open de Primavera de Gros, he utilizado otro programa: Vega. Vega incorpora un motor de emparejamiento llamado JaVaFo, que está homologado por la FIDE y que empareja de acuerdo al último Reglamento. Además, el autor del motor, Roberto Ricca, es secretario del Comité de Sistema Suizo de la FIDE y es la persona que ha propuesto los últimos cambios del Reglamento para aclarar su contenido. Es un tío que, como el de Swiss Manager antes, responde inmediatamente y hace las modificaciones oportunas en su programa. El autor de Vega, Luigi Forlano,  que es otro árbitro italiano, también responde inmediatamente y tras varias sugerencias que le hemos hecho Antonio González-Tedín y yo, ha modificado el programa para que sea de manejo más sencillo y además también genera ahora el archivo de evaluación FEDA.

Y decía la dictadura, porque tras enviar el informe del torneo realizado con Vega y no incluir el archivo de Swiss Manager, la FEDA me conminó a no realizar “experimentos” en posteriores informes.

Pues no. Me niego a vivir en la dictadura del Swiss Manager. Arbitraré los torneos como me dé la gana y utilizaré los programas que me den la gana. Y seguiré cumpliendo lo que indica la circular respecto al envío de informes y si no lo hago quiero que me digan qué es lo que está mal, porque esta vez o no me lo han dicho o estaba todo bien.

Y esta dictadura del Swiss Manager, ha venido tras la dictadura del Swiss Perfect. Antes del advenimiento de Swiss Manager a los ordenadores de los árbitros, en éstos campaba a sus anchas Swiss Perfect. Un programa americano que tampoco emparejaba de acuerdo al Reglamento, pero era lo que utilizaban un montón de árbitros. Yo no llegué a utilizarlo nunca, y entonces también los procedimientos de evaluación de la FEDA se basaban en usar Swiss Perfect.

Esto demuestra la importancia de usar formatos abiertos. La FIDE lo consiguió creando un archivo estándar para reportar los torneos, el cuadro cruzado en formato Krause. La FEDA , antes decía cómo tenía que ser el archivo, ahora dice que se envíe el archivo generado por Swiss Manager, que nadie sabe cómo se genera. Y cuando crees que lo has descubierto, te das cuenta que el propio programador ha modificado las especificaciones y nadie se ha enterado.